Atendidos cuatro alumnos de un colegio de Dúrcal tras ingerir unas pastillas repartidas por un escolar

La Delegación de Educación han reiterado que la dirección del centro ha actuado «correctamente y con la premura necesaria» en todo momento

Un total de cuatro alumnos del primer curso de Primaria del CEIP ‘Nuestra Señora del Carmen’ de Dúrcal han sido atendidos en el centro de salud de la localidad tras ingerir unas pastillas que había repartido un escolar y que aparentemente eran de su abuelo y para problemas de corazón.

Fuentes de la Delegación de Educación de la Junta en Granada han explicado este sábado que fue este jueves cuando un alumno de dicho curso comenzó a vomitar tras el recreo. La profesora lo atendió e hizo averiguaciones sobre qué había ocurrido.

Tras ser advertida la dirección del colegio de este suceso, se llamó al centro de salud de la localidad para informarles de lo ocurrido y del nombre de las pastillas. Asimismo, desde el centro de salud advirtieron de la importancia de acudir al hospital para realizar una observación de los niños y, en su caso, un lavado de estómago.

La dirección avisó a los padres, quienes trasladaron a sus hijos a diversos centros hospitalarios de Granada. Los facultativos tomaron las medidas oportunas, dejando a los niños en observación y midiendo los niveles de toxicidad.

Cuando éstos volvieron a niveles normales, los niños han vuelto a sus casas, si bien a última hora de este viernes aún quedaba un niño a la espera de que los niveles de toxicidad bajaran al nivel aceptable, pero la situación no es grave, según remarcan desde la Junta.

En este sentido, la dirección del centro y la tutora visitaron este pasado jueves por la noche a los alumnos afectados en los diversos centros hospitalarios. Asimismo, en la mañana de este viernes, la dirección del centro ha reunido a todos los padres y madres del curso para informarles puntualmente de lo acontecido.

Por último, desde la Delegación de Educación han reiterado que la dirección del centro ha actuado «correctamente y con la premura necesaria» en todo momento, protegiendo la salud de los niños y evitando males mayores, así como los padres y madres han sido «debida y verazmente informados» de lo acontecido en el centro.

Noticia original en Ahora Granada.

Compartir

Deja un comentario